Tasas de Interés

¿Cuándo es el mejor momento para bloquear?

Cuando se refiere a préstamos hipotecarios y tasas de interés, nunca es buena idea arriesgarse. Por eso es que generalmente aconsejo a mis clientes que bloqueen una tasa de interés tan pronto como sea posible. Éste es tan solo un paso del sistema estandarizado que hemos establecido para garantizar la mejor experiencia hipotecaria posible a cada uno de los prestatarios con los que trabajamos.

No se puede cerrar un préstamo hipotecario sin bloquear la tasa de interés, y existen tres elementos principales que se deben tener en cuenta:

Bloquear una tasa no obliga al prestatario a comprometerse al préstamo hasta que el préstamo esté realmente cerrado. El bloqueo es simplemente una medida de seguridad diseñada para eliminar el riesgo de volatilidad del mercado a lo largo de toda la duración de la transacción de compra o refinanciación. El prestatario recibirá la tasa de interés cotizada siempre y cuando se apruebe el préstamo y se entreguen los fondos antes de finalizar el período de bloqueo.

Cuando una entidad crediticia permite un período amplio de bloqueo, el prestatario probablemente deberá afrontar una tasa de interés más alta u honorarios adicionales que se podrían cotizar como puntos. En otras palabras, el prestatario paga por el gran riesgo que asume la entidad crediticia al estar expuesta a los cambios potenciales del mercado.

Por ejemplo, digamos que un compromiso de bloqueo de tasa de 30-días le cuesta al prestatario medio punto, mientras que un compromiso de bloqueo de tasa de 60-días le cuesta un punto completo. Si el prestatario en esta situación necesitara el período de bloqueo extendido, pero no quisiera pagar puntos, entonces una alternativa consistiría en aceptar una tasa de interés levemente más alta. En este caso, un bloqueo de 60-días típicamente tendría una tasa de interés más alta que un bloqueo de 30-días.

Nuestro procedimiento estándar consiste en bloquear una tasa tan pronto como sea posible. Mi equipo y yo queremos que nuestros clientes sepan que aunque las tasas de interés fluctúan diariamente, la mayoría de las entidades crediticias no quieren perder ningún negocio por ese motivo. Si una competencia significativa hace que las tasas de interés bajen 0.25% o más, sabemos que probablemente podremos renegociar la tasa. En muchos casos, las entidades crediticias prefieren esta opción a perder el préstamo al serle otorgado a otra entidad crediticia. Por otro lado, si les hubiéramos permitido a nuestros clientes descuidarse y no bloquear sus tasas, los habríamos expuesto a la volatilidad del mercado sin protección. Entonces, si las tasas fueran a aumentar, es posible que el prestatario ya no califique para el préstamo que quería – una situación que queremos evitar a toda costa.

Al conocer las necesidades de nuestros clientes y al trabajar íntimamente con ellos para tomar las decisiones correctas desde el principio, mi equipo y yo nos sentimos orgullosos de decir que los hemos ayudado a lograr sus sueños de convertirse en propietarios de vivienda.

Si desea saber más acerca de los programas de préstamo que tenemos disponibles,
por favor ¡comuníquese conmigo!

Call Now ButtonCall Now